martes, 10 de marzo de 2009

Renueva el título de Miss Universo (en su casa)


En su visita al trabajo de su mamá, María, por lo general sonriente y agradecida, puso esta cara de circunstancias. Era una especie de mueca-sonrisa-diplomática de "esto no me gusta ni un pelo".
Por cierto, le hemos rapado el pelito. Ahora sigue teniendo los mismos papitos, y parece una pelotilla.

4 comentarios:

Boo dijo...

Tiene cara de ¿tan jóven y ya tengo que venir a trabajar?
No me extraña que a su madre se le "caiga la baba"

Inés dijo...

No se yo si le ha gustado demasiado la visita.El flequillo bien peinadico...así me gusta.¡Da gusto verla!

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Que papitos mas comestibles!.
Los niños siempre hacen lo mismo, cuando quieres que se rían, nanay; en fin, tan pequeños y ya ejerciendo su libertad.
Un beso
María Jesús

Carolina dijo...

Cada vez se me cae más la baba con la pequeña María...

¿Qué tal va todo familia?

BESOS