miércoles, 27 de febrero de 2008

Volver a leer es volver a vivir

Así lo creo. Qué titular tan redondo...
A pesar de que es algo que debería hacer constantemente, me he tirado una buena temporada sin leer. En mi trabajo lo hago a todas horas, claro, pero no me refiero a eso. No hablo de periódicos, revistas, noticias o reportajes. Hablo de silencio, aún al estar rodeada de gente... de silencio en el corazón y en la imaginación.
Hubo un tiempo, cuando aún no me había ido de casa de mis padres, en que siempre tenía un libro en la mano. Y a ese tiempo le debo lo que hoy soy.
Después llegó la facultad, las toneladas de amigos y de planes... el caer rendida en la cama y sólo hacer silencio para estudiar. Más tarde, el trabajo, una ciudad nueva, una casa tras otra, un sueño tras otro, y poco silencio en cualquier lugar.
Ahora la vida es distinta a cualquier otro momento. Me paso todos los días más de una hora metida en un autobús o un metro, y el corazón y la imaginación me piden a gritos de nuevo silencio. Primero vino una historia sobre una familia que buscaba posada en Belén, después, un niño que se hace amigo, en un lugar extraño, de otro niño vestido siempre con pijama a rayas. Ahora, una pequeña ladrona de libros. Y así voy, rápidamente y casi sin darme cuenta, metiéndome en vidas que nunca son mías, pero que llenan mi imaginación de ideas y sensaciones que la refrescan y la renuevan a diario.
Hacía tiempo que no empalmaba un libro con otro con tanta celeridad y me doy cuenta de que al final es como si le inyectara antibióticos a mi cabeza infectada de rutina laboral.

5 comentarios:

alejops dijo...

A mí antes(hablo de hace 2 ó 3 años) me gustaba mucho leer los periódicos y en cierta manera "despreciaba" los libros porque ahí no había actualidad. Luego me fui dando cuenta de mi error y ahora me pasa lo contrario. En los libros(en muchos, pero no en las basuras de best-sellers, excepto en algunos buenos como el de los niños amigos del que hablas) se encuentra lo importante, las ideas que duran más de un día, de una campaña o de una temporadita.
Un saludo, y a seguir leyendo.

Boo dijo...

¡Qué buenos los tres libros que comentas!Son de los que "enganchan" y qué bueno es vivir otras vidas para luego recuperar la tuya con más ganas!

maria jesus dijo...

Muy buenos los tres libros que dices. Yo para el metro llevo en el bolso libros de cuentos o artículos que no necesiten una continuidad (por lo de los transbordos). Ahora estoy leyendo "Madrid entrevisto" de Cesar Gonzalez Ruano.Un saludo

maria jesus dijo...

Soy yo otra vez, he cambiado mi foto. Pasate por mi blog si quieres, tienes un premio. Un saludo

Anónimo dijo...

Los primeros dos los conozco y me encantan, por esto me gustarìa saber cuàl es lo de la ladrona de libros.