martes, 10 de noviembre de 2009

Vuelvo a África











Hubo un tiempo en que creí que mi vida estaría ligada a África para siempre.

Fui, por primera vez, hace unos 6 años. Desde entonces volví tres veces más, para trabajar como voluntaria en lo que fuera surgiendo, hasta que nació una iniciativa preciosa denominada "Campamentos urbanos". Trabajábamos con niños a la salida del colegio, para que no estuvieran en la calle más tiempo del necesario.
Eran los niños más auténticos que había visto jamás.
Un niño auténtico, por si quedan dudas, es un niño que se comporta como un niño, es decir, que actúa como uno espera que actúe un niño.
Ejemplos:
no dice expresiones de mayores, es inocente, se pone nervioso cuando le explicas un juego nuevo, siempre tiene ilusión por aprender, te agradece todo lo que le ofreces, no te pone en ridículo ni cuestiona tu autoridad...
Disfruté como una enana, fui más feliz que nunca, aprendí tantas cosas... y entre ellas, aprendí que aquel no era mi lugar. No podía quedarme allí para siempre. Pero quizá podía ir cada poco, y aportar mi pequeño granito de arena.

Sin embargo, entre aquellas deliberaciones llegó el que hoy es mi marido, y luego llegó mi pequeño bichito llamado María, y luego llegó la thermomix, los purés, la limpieza, el trabajo, los sueldos, el paro, el no paro... y la incertidumbre de los niños que, si Dios quiere, llegarán.
Y mis niños de Matola se quedaron solillos. Otra vez en la calle.
Hace unas tres o cuatro semanas, me ofrecieron volver 7 días a Mozambique con Manos Unidas, para trabajar como periodista. Después de muchas deliberaciones he aceptado.
Ahora sólo tengo en la cabeza que si me pasa algo, mi niña se queda sin madre. Qué optimista y alegre me he vuelto...

Me voy este sábado. Ya que le quito a María mi compañía, prometo volver llena de historias, de sueños, de imágenes y vivencias para contaros a todos, y a ella, cuando sea mayor.
A veces me da por pensar que a ella le gustará saber que su mamá vivió en Mozambique un tiempecillo, y quizá le guste que le cante el himno de África en ronga (uno de los dialectos del sur del país), o que cuente cómo eran los niños que conocí, y que la mayoría, por cierto, sobreviven gracias a Dios.








9 comentarios:

INÉS dijo...

Aprovecah...de esos viajes uno viene de otra manera.
A María la cuidarán estupendamente y luego podrá contar que su mamá hace cosas estupendas.bs

Luis y Mª Jesús dijo...

Cuéntanos muchas historias de África porfa cuando vuelvas, nada de esperar a que....
Aprebde mucho para enseñarnos
Besos

Anónimo dijo...

Querida amiga, te deseamos un buen viaje a Africa, y cuando te entren las dudas de dónde debías estar, ya sabes a quien pedirle que te lo aclare. A tu angelito particular, seguro que te ayuda y cuida de tu pequeña María en tu ausencia.
Vuelve pronto y cuentanos las historias reales que allí has encontrado. A la vuelta te espera una sorpresa. Buen viaje.

Zeta dijo...

joder que envidia...
yo solo tengo 21 y me encantaria poder irme a africa o a algun sitio de voluntariado... de momento la universidad y los estudios no me lo permiten, pero todas las historias de gente que ha hecho algo pareccido es algo que me atrae como nada en el mundo =D
espero poder hacer mi sueño realidad algun dia =D

¿como te ha ido?¿me cuentas algo?
jejeje
gracias y un saludo muy fuerte

Bernardo dijo...

Hola! Enhorabuena por el blog.

Fe de erratas: donde pone "deliveraciones", debería poner "deliberaciones". El que inventó el teclado QWERTY no era español. Mira que poner juntas la bé y la uve...

Historias del Metro dijo...

Gracias Bernardo! Ya lo he corregido, qué vergüenza, no era una errata, era una falta como una catedral!!!

Historias del Metro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Historias del Metro dijo...

Queridos "anónimos" papás de Loreto:
He recibido en el trabajo la "sorpresa". Uno de mis textos favoritos, de lo más bonito que he leído en mi vida, junto con una foto de Loreto que, además, está preciosa. ¡Qué dulzura...!
Cuando tenga un ratito, lo subiré en el blog, si os parece...

La Jose dijo...

increible!! me encanta africa!! quiero ir algun dia !! ese pais tan particular!!!