miércoles, 2 de julio de 2008

Y digo yo...

Digo yo, que ya que todos somos iguales, voy a escribir a la nueva y flamante ministra de la Igualdad, para pedirle a ver si puede ser posible que, ya que llevo yo 9 meses en la tripa al bebé pataleante, que lo dé a luz mi señor marido.
Me parece una buena opción igualitaria, solidaria y republicana.
Porque ahora que me quedan cuatro meses, le empiezo a ver las orejas al lobo, y bueno mi marido está presto a ayudarme, porque es un hombre muy moderno, y si la señora Bibiana Aído se pone las pilas, seguro que puede hacer algo al respecto, porque para eso tenemos un ministerio para que todos seamos iguales.

4 comentarios:

Ljudmila dijo...

;) Muy bueno.

Myriam dijo...

Ja ja buenisimo, creo que tendrian que hacer una ley al respecto.

José Gil Llorca dijo...

Sí, a veces hay que argumentar así con la esperanza de que, topándose con el absurdo, pueda hacerse la luz en las tinieblas de algunas cabezas.

Anónimo dijo...

Igualdad de derechos, de oportunidades no que por ser mujeres u hombres se nos veten trabajos u oportunidades que deseamos. Eres madre y trabajadora, además tienes una hija ¿Es que no deseas igualdad de oprtunidades para ti y tu hija?