martes, 13 de enero de 2009

Navidad en Mozambique

Me dicen que en Mozambique la Navidad casi no existe.
Me dicen que las calles de Maputo siguen igual de desconchadas, oscuras de noche y llenas de esa arena roja, y esas raíces enormes que se comen las aceras... que nadie arregla.
Me dicen que algunas tiendas plantan un Papa Noel, y alguna que otra decoración muy "Kich" (¿se escribe así?).
Conozco a un hombre que pasó la Nochebuena solo, en una casa en el centro de Maputo, y la Nochevieja junto a un amigo misionero mercedario, a la luz de una vela. Puede que tuvieran algo de vino tinto, quizá cayera algún que otro trocito de turrón, no me extrañaría.
Hay vidas "paralelas". Hay explicaciones que no se puede explicar con palabras.
Me gustan esas vidas.
Hace tiempo conté que cuando tenía un problema, me gustaba mirar al cielo y, al ver lo grande que era, el problema se disolvía lentamente. Lo mismo me pasa al ver cuántas opciones de vida hay, de qué manera uno puede dirigir su vida hacia lo que le hace realmente feliz, y cómo uno puede darle un corte de mangas a la rutina y a las vidas grises, y largarse (no huir) hacia donde cree que está su lugar.
En Mozambique casi no se ve la Navidad.
Aunque conozco gente que recorta guirnaldas en papel de periódico, y planta un abeto y lo adorna, en medio de la sabana.

5 comentarios:

Inés dijo...

Eso de que no se ve la Navidad es muy relativo; no se ve nuestra Navidad pero...la real, la de verdad está más alli que aqui.Y hasta en ellos más que en nosotros, que también puede ser.
Un abrazo

Isabel Riñón dijo...

A mí también me gustan las personas que "no hacen lo que todos hacen". No que lleven la contraria a todo el mundo, sino que toman decisiones rompedoras en sus vidas. Las admiro mucho.

No soporto a los que se quejan y quejan y quejan, pero no toman ninguna resolución y nunca cambian nada de lo que podrían cambiar, porque se dieron por vencidos antes de comenzar a vivir.

Bueno, he exagerado bastante, pero esos petardos existen.

maria jesus dijo...

Quizás no se ve, pero se vive que es lo importante

Luis y Mª Jesús dijo...

Miss universo es preciosa!!!.
La Navidad es el nacimiento de Dios en el corazón de los hombres. Muchas casas engalanadas no descubren la Navidad. En fin de año nos escribió las escenas que vio en la calle una monjita del orfanato de Bombay donde estuvo Carmen en septiembre. Las escenas eran tremendas, pero el amor que ponía al relatarlas era conmovedor.
Un beso
María Jesús

Anónimo dijo...

Hace ya casi 10 años que trabajo en una organización argentina que junto con habitantes de Mozambique, intentamos cuidar la vida de madres y niños en situación de desnutrición. Eso hizo que pueda visitar ese país tres veces, y cada una de ellas descubro que la Navidad se celebra cada día. La Navidad es la fiesta de la vida, de la esperanza y la confianza en Dios Padre, y en Mozambique cada nuevo día, cada acción y a cada paso se respira ese espíritu navideño.

Mónica Santostasi
Argentina