sábado, 3 de noviembre de 2007

Atarcede en León... y en Silva Macúa

Hay un pequeño sitio en el mundo llamado Silva Macúa.
Si tuviera que situarlo en el mapa no sabría. Sólo puedo decir que llegué allí después de varias horas de coche por la única carretera que cruza Mozambique de norte a sur, en la provincia de Cabo Delgado, casi en la frontera con Tanzania.
Silva Macúa es algo así como un cruce de caminos donde se han instalado unas cuantas chozas rodeadas de árboles y tierra anaranjada.
Todo el mundo sabe que Mozambique es muy pobre. Pero mientras el sur, con su capital, Maputo, aún tiene resquicios de mundo civilizado, el norte es de una pobreza indescriptible.
Pero mientras la pobreza de Maputo es miserable y desgraciada, la de Silva Macúa es una pobreza libre y alegre mientras la salud lo permite.
Los niños en Silva Macúa nunca han ido al colegio. Por eso no saben hablar portugués, sólo hablan Macúa, la lengua de Cabo Delgado junto con el Maconde.
Visten harapos y viven siguiendo las mismas tradiciones que vivieron sus antepasados a lo largo de los siglos.
En Silva Macúa sólo hay una carretera a donde no llega el transporte público. Además de eso, como dije, hay chozas y árboles, y quién sabe cuántos animales salvajes. Y silencio, mucho silencio y soledad.
Pero el obispo de la diócesis ha hecho allí un santuario. El santuario de Silva Macúa.
Don Ernesto Maguengue es un hombre joven, fornido, ¿es pecado decir que atractivo?, muy educado y con una buena formación recibida en Roma.
Procede de Mozambique, de un par de provincias más al sur, y es casi tan pobre como los pobres de allí, aunque no le falte qué comer.
Ama a su país, y está orgulloso de la mísera diócesis de la que es Pastor. Una vez tuvo el sueño de Silva Macúa y se decidió a llevarlo a cabo. Cuando lo visité, me quedé petrificada: es un santuario hecho con cañas de bambú.
Pero hoy, allí, si Dios lo ha querido así, probablemente haya una imagen de la Virgen, o quizá hasta esté el Santísimo, o quizá haya una pequeña misión custodiando el santuario de Silva Macúa, un santuario en medio de la sabana, de los animales salvajes y los baobabs.
Hoy me he acordado de Silva Macúa porque es el lugar más recóndito y probablemente de los más maravillosos que he conocido. Y como estoy en medio de una gran ciudad, y desde mi ventana sólo veo el atardecer y las siluetas de las chimeneas... pienso qué estará pasando ahora en Silva Macúa.
Probablemente sea de noche también, la luna se vea inmensa y las estrellas parezcan tan cercanas al mirarlas un cosquilleo extraño te recorra la espalda. Así se siente uno cuando piensa que está en el fin del mundo.

4 comentarios:

Ljudmila dijo...

Hermosos recuerdos. Gracias por contarlos. Y que Don Ernesto sea buen mozo el no tiene la culpa si el buen Dios lo ha agraciado. Al contrario la belleza hay que admirarla en el buen sentido de la palabra ;)

Anónimo dijo...

Hermoso escrito... tengo la suerte de vivir actualmente en pemba, Cabo Delgado, y hace poco estuve en el santuario de Silva Macua y tienes toda la razon enmedio de su pobreza la gente es feliz, pues es lo unico que conocen. Don Ernesto continua con sus noble sue�os ahora est� sembrando arboles frutale en ese terreno...!como admira a ese santo hombre!

Anónimo dijo...

Pues si alguien desea venir a seguir haciendo posibilidad ese sueño... que se anime. Se necesita capacidad de soñar y de luchar. Estamos en ese sueño y necesitamos la colaboración de todos.

Proyecto Silva Macua dijo...

Hola! Participo en un proyecto de cooperación al desarrollo que queremos llevar a cabo en Silva Macua. Somos un grupo de estudiantes de arquitectura de San Sebastián, y por casualidad he llegado a tu blog y he pensado que igual te interesaba o por lo menos te haría ilusión saberlo. Estamos dandonos a conocer y tenemos una página de Facebook y un blog que poco a poco van tomando forma. Te dejo aqui las direcciones por si quieres echar un vistazo. Y nada decirte que cualquier dato que nos puedas aportar siempre será de ayuda.

http://www.facebook.com/pages/Proyecto-Silva-Macua/110396455795988

http://proyectosilvamacua.blogspot.com.es/