jueves, 6 de noviembre de 2008

¿Tensa? espera...



El domingo se supone que salgo de cuentas.
He trabajado hasta el martes, hasta que, intentando seguir el consejo de mi marido, he decidido darme 4 días de relax antes de que llegue la niña.
Ahora creo que podría haber seguido trabajando, aunque es cierto que también es bueno descansar un poco para la maratón que nos espera cuando llegue la pequeña María.
Si uno no quiere, en casa nunca hay tarea para aburrirse. Lo único que se resienten son las ideas para el blog, porque, como ya habréis visto, me alimento de las cosas que vivo, y de la gente con la que tropiezo en el camino... Como Joba, Cristian, o Jana. Vaya nombres ficticios tan raros que elijo, ahora que lo pienso.
En casa, sin embargo, no me encuentro con nadie. Lo más reseñable de hoy es que hemos vuelto a quedarnos sin agua, porque se ha vuelto a romper la misma cañería de las otras 8 veces (en 11 meses que llevo casada y viviendo aquí).
Sólo se me ocurre encadenarme al Canal Isabel II, para salir en televisión y que alguien haga a este barrio un poco de caso.
Una vecina ha bajado a la calle en bata y zapatillas, pisando sobre el barrizal que se ha formado al reventar nuestra amiga (ya como de la familia), la tubería. Supongo que haría comentarios sobre esto último, que me ha parecido surrealista, visto desde la terraza. Pero no es elegante ni caritativo, así que me guardo mi imagen de la pobre mujer chapoteando con su batita azul para comentarla más en la intimidad.
Mientras tanto, os pongo un par de fotos de la maravilla que me encontré esta mañana. ¡Así da gusto levantarse! Jajajaja...

4 comentarios:

Dynapau dijo...

Hola, he visto que has pasado por mi blog, te doy las gracias por ello, quiero que sepas que vas a entrar en el sorteo como cualquier otra persona que haya dejado un comentario, y te deseo que todo te vaya muy bien y que disfrutes de Maria todo lo que puedas, que es una experiencia maravillosa.
Besos.

Florencia dijo...

Hola!
Te felicito por el blog, me gustó mucho! Te cuento que nuestra primer hija se llama María, en diciembre cumple 7 años. Asíque me sentí identificada en tu espera, aunque nosotros no supimos hasta que nació si era nena o varón. Ahora estamos esperando el quinto, te mando un beso grande desde Argentina y que Dios te bendiga y la Virgen te acompañe especialmente en el nacimiento de María.

Historias del Metro dijo...

¡Gracias a las dos, qué mensajes tan bonitos! :-)

Eva dijo...

Weno, parece que ya te queda poca espera. Aprovecha estos dias xa descansar que cuando llegue María no podras.
Que vayan bien estos dias, ya nos iras contado.